Nota

Estimados lectores, tras la publicación del reporte tributario de enero de 2020, una usuaria nos dio cuenta de un error, ya que no se hizo referencia en dicho estudio a la eliminación de las declaraciones F1836 y F1901. Para mayor claridad, publicamos el reporte con el control de cambios respectivo. Pedimos las excusas por el inconveniente y agradecemos a Montserrat Urrea por su aporte.

Centro de Estudios Tributarios de la Universidad de Chile

gonzalo polanco

Estimados lectores,

En esta centésima duodécima edición del Reporte Tributario, Nº112 enero/2020, estudiaremos un tema que es de gran importancia para todos aquellos que nos relacionamos de alguna medida con la tributación, cual es la Operación Renta 2020.    

La Operación Renta tiene para el contribuyente dos etapas de gran importancia: la primera comienza con la presentación de las declaraciones juradas; la segunda se concreta con la presentación del formulario Nº22 de declaración anual de impuesto a la Renta. Este año no se crearon ni suprimieron declaraciones juradas, pero sí hubo importantes cambios que vale la pena revisar. También hubo dos cambios en el formulario 22; uno que dice relación con la opción por reliquidar el Impuesto Global Complementario sobre renta devengada, en el caso de la enajenación de cuotas de fondos de inversión y fondos mutuos; el otro,  con motivo del reintegro por devolución anticipada a la cual pueden optar las empresas que califique como Mipymes.

El Centro de Estudios Tributarios sigue trabajando para colaborar en la difusión de las materias relacionadas con tributación. En ese contexto, los invitamos a visitar www.cetuchile.cl, sitio en el que podrán encontrar publicaciones sobre diversos estudios tributarios, seminarios, apariciones en prensa de nuestros colaboradores e integrantes, análisis de jurisprudencia, historial de reportes tributarios, tesis para la obtención del grado de Magíster en Tributación de la Universidad de Chile, entre otras temáticas.

Invitamos asimismo a todos los lectores a interiorizarse detalladamente de las labores y actividades que desarrolla el Centro de Estudios Tributarios (CET UChile).

Profesor Gonzalo Polanco Zamora
Director Ejecutivo del Centro de Estudios Tributarios
CET Universidad de Chile.

I. INTRODUCCIÓN

Como todos los años a contar del mes de febrero se dará inicio al proceso de Operación Renta año tributario 2020, en el cual los contribuyentes deberán declarar y/o pagar los impuestos correspondientes a las rentas obtenidas durante el año comercial 2019.

Parte importante del proceso de operación renta lo constituyen la presentación de declaraciones juradas, que de acuerdo a lo que ha señalado el Servicio de Impuestos Internos, cada año su presentación marca el inicio del proceso de Operación Renta, donde la información que se provee es esencial para que se confeccione la Propuesta de Declaración de Renta, Formulario N° 22, a cerca de 3 millones de contribuyentes1.

Este año no se crearon ni se eliminaron declaraciones juradas, pero muchas de ellas fueron modificadas, ya sea en sus instrucciones y/o en su layout. Por lo tanto, el estudio correspondiente de estas modificaciones será como siempre vital para el debido cumplimiento tributario de los contribuyentes que resultan informados en las mencionadas declaraciones.

En cuanto a las modificaciones del formulario 22, encontramos un cambio que dice relación con la opción por reliquidar el IGC2 sobre renta devengada, en el caso de la enajenación de cuotas de fondos de inversión y fondos mutuos. Además, hay otra modificación con motivo del reintegro por devolución anticipada a la cual pueden optar las empresas que califique como Mipymes.

Por otra parte, durante el año comercial 2019, la administración tributaria emitió nuevos pronunciamientos, entre los cuales presentaremos algunos que consideramos representativos y que tiene efectos en el proceso operación renta del presente año.

Por último, con la próxima aprobación del proyecto de modernización tributaria, el presente año tributario será el último año de vigencia del régimen de renta atribuida que comenzó a regir a contar del 1° de enero de 2017. Por lo tanto, los contribuyentes deberán cerrar diligentemente el registro de rentas empresariales para efectos de hacer las reclasificaciones correspondientes e incorporarse a los nuevos regímenes de tributación que entrarán en vigencia a contar de la fecha señalada.

Por todo lo expuesto, el Centro de Estudios Tributarios de la Universidad de Chile los invita a revisar el material docente que hemos preparado a efectos de que alumnos, profesores, profesionales y toda persona interesada en las materias tributarias puedan conocer las novedades de la presente operación renta.


1 Introducción de la Guía de ayuda para la presentación de Declaraciones Juradas 2020.
2 Impuesto Global Complementario.


 

II. DECLARACIONES JURADAS

Al igual que en el año tributario 2019, para el presente año tributario 2020 no hay nuevas declaraciones juradas, como tampoco ninguna fue eliminada. Sin embargo, a continuación se presentan 14 de ellas que fueron modificadas, algunas solo en sus instrucciones de llenado y otras en su formato.

En términos generales, las modificaciones fueron menores porque principalmente estuvieron enfocadas solo en las instrucciones. Sin embargo, por tratarse de una declaración masiva, a modo de ejemplo, mencionamos la modificada efectuada a la declaración jurada F-1941, sobre retiros, remesas y/o dividendos de los contribuyentes sujetos al régimen de imputación parcial de créditos, en la cual se incorporó información en la que se distingue entre el nudo propietario y el usufructuario receptor de la renta.

Esta innovación claramente busca identificar a los contribuyentes que efectivamente están percibiendo rentas desde las empresas, sean o no propietarios de la misma. De este modo, la administración tributaria podrá mejorar las validaciones de las declaraciones de impuestos de los contribuyentes y perfeccionar sus planes de fiscalización.

Por otra parte, a través de la Resolución Exenta N° 111, de fecha 30 de septiembre de 2019, el Servicio de Impuestos Internos fijó los plazos de presentación de las declaraciones juradas para el presente Año Tributario 2020.    

A continuación, se presenta el listado de declaraciones juradas modificadas para el presente año, con su correspondiente fecha de vencimiento para su presentación:

Haga click sobre la imagen para ampliar

III. FORMULARIO N° 22 DEL AÑO TRIBUTARIO 2020

Mediante Circular N° 8 de fecha 23 de enero de 2020, el Servicio de Impuestos Internos emitió el Suplemento Tributario con la normativa vigente para efectuar la Declaración de Impuestos Anual a la Renta, correspondiente al Año Tributario 2020.

En dicho instructivo se informa que el F-22 del presente año, solo tuvo dos cambios sustanciales en su formato. El primer cambio se realizó en el recuadro N° 7. Este cambio consistió en incorporar una nueva línea con los códigos [1128], [1129], [1130] y [1131], con el objeto que los contribuyentes del IGC que opten por declarar el mayor valor obtenido en la enajenación de cuotas de fondos de inversión, fondos mutuos y fondos de inversión privado, adquiridas a partir del 1° de enero de 2017, sobre base devengada y además decidan reliquidar dicho tributo, en los términos de la letra a) del N° 8 del artículo 17 de la LIR, proporcionen dicha información.

Cabe recordar que para la reliquidación del IGC los contribuyentes deberán utilizar la línea 24 del F22, código [1033], debiendo sujetarse a las instrucciones correspondientes.

El segundo cambio consistió en incorporar una nueva línea 82, código [1132]. Mediante esta línea y código, los contribuyentes que califiquen como Mipyme y que hayan obtenido un anticipo de devolución, en los términos del N° 2 del artículo primero de la Ley N° 21.207, procederán a su reintegro en arcas fiscales. En el numeral VI siguiente se revisará con mayor detalle los requisitos, oportunidad y determinación del monto del mencionado anticipo de devolución.

 

IV. PAGO DIFERIDO DE IMPUESTOS

Cada año son miles de contribuyentes que por no contar con los recursos líquidos para el pago oportuno de sus impuestos terminan por optar por la postergación dicho pago. Por tal razón, a continuación presentamos un breve resumen de los fundamentos legales e instrucciones administrativas que regulan esta materia.

En primer lugar, el artículo 65 de la LIR establece la obligación para los contribuyentes de presentar anualmente una declaración jurada de sus rentas. Luego en N° 1 de la citada norma legal, prescribe que entre tales contribuyentes se encuentran aquellos gravados con el impuesto de primera categoría.

Esta declaración se materializa a través del formulario 22, que de conformidad al inciso 1° del artículo 69 de la LIR, debe ser presentada en el mes de abril de cada año en relación con las rentas obtenidas en el año calendario anterior. No obstante, de acuerdo al inciso 1° del artículo 72, se habilita a los contribuyentes a presentar su declaración, aun cuando no efectúen el pago inmediato.

Como consecuencia del citado artículo 72, los contribuyentes pueden optar por el pago diferido de sus impuestos, que consiste en la postergación, parcial o total del pago determinado en el código [91] de su formulario 22. El monto así postergado, generará posteriormente un giro que se encontrará afecto a reajustes e intereses, según lo establecido en el artículo 53 del Código Tributario.

Cada año, los contribuyentes para acceder al pago diferido de sus impuestos, deben presenta una solicitud al Servicio de Impuestos Internos, dentro del plazo legal para declarar sus tributos, esto es, dentro del mes de abril1. Para dichos fines, deberán sujetarse a las instrucciones impartidas mediante en la Circular N° 17 de 2006 y 25 de 2018.

En términos generales, la solicitud se realiza vía internet en la página del Servicio de Impuestos Internos, y por la misma vía deben a continuación presentar su declaración, oportunidad en la que el sistema no les exigirá realizar el pago.


1 Hasta el 30 de abril o día hábil siguiente.

V. PROYECTO DE MODERNIZACIÓN TRIBUTARIA

De aprobarse el actual proyecto de ley sobre modernización tributaria, de acuerdo a su artículo octavo transitorio, entrará en vigencia a contar del 1° de enero de 2020. Por lo tanto, muchos contribuyentes deberán abandonar el régimen tributario por el cual están declarando sus impuestos en la presente operación renta y deberán sujetarse a los nuevos regímenes de tributación que entrarán en vigor a partir de la fecha señalada.

Entre otras materias, de acuerdo al proyecto mencionado, se suprime el régimen de renta atribuida establecido en la letra A) del artículo 14 de la LIR y el régimen simplificado de la letra A) del artículo 14 ter. Además, los contribuyentes sujetos al régimen de imputación parcial de créditos actualmente establecido en la letra B) del artículo 14 de la LIR se incorporan a la nueva letra A) del artículo 14 vigente a contar del 1° de enero de 20201, manteniendo la tributación de sus rentas en base a retiros y distribuciones, pero con algunos cambios que no dejan de ser representativos.

Otro cambio que incorpora el proyecto, es el régimen simplificado para las pymes, establecido en la nueva letra D) del artículo 14, que principalmente absorberá a los contribuyentes que actualmente se encuentran en el régimen de la letra A) del artículo 14 ter de la LIR. Este régimen simplificado incluye un régimen de trasparencia fiscal, que básicamente consiste en que las rentas determinadas por las empresas se gravarán únicamente sobre sus propietarios.

Como se observa, una vez aprobado el proyecto de modernización tributaria, inmediatamente los contribuyentes deberán retrotraerse al 1° de enero de 2020 y comenzar a gestionar la migración desde el régimen tributario en el que se encuentren, hacia los nuevos regímenes que contemplará la Ley sobre Impuesto a la Renta. Por lo tanto, los saldos finales de las distintas rentas y créditos que se determinen y se informen en la presente operación renta Año Tributario 2020, constituirán el suministro principal para estos fines.

Así por ejemplo el artículo noveno transitorio, prescribe que los contribuyentes actualmente sujetos al régimen de renta atribuida y de imputación parcial de créditos, deberán de pleno derecho acogerse a la nueva letra A) del artículo 14 de la LIR (régimen basado en retiros y distribuciones), salvo que cumplan los requisitos de letra D) del mencionado artículo, ocasión en la que deberán sujetarse a esta última letra.

Por su parte, el artículo decimocuarto transitorio, incorpora de pleno derecho a los contribuyentes actualmente sujetos al régimen de la letra A) del artículo 14 ter al nuevo N° 8 de la letra D) del artículo 14 (régimen de transparencia fiscal), siempre que cumplan con los requisitos para ello, salvo que opten por el régimen del N° 3 de la letra D) o letra A) del artículo 14 de la LIR.

Finalmente, el artículo décimo transitorio, establece las reglas de reclasificación del registro de renta empresariales para los contribuyentes del régimen de renta atribuida, cuando deban incorporarse al nuevo régimen de la letra A) del artículo 14 de la LIR, basado en retiros y distribuciones. De igual manera, lo propio hace el artículo undécimo transitorio para los contribuyentes del régimen de imputación parcial de créditos.

Como se observa, la presente operación renta, Año Tributario 2020, constituye un hito que marca el fin del régimen de renta atribuida y del régimen simplificado del artículo 14 ter letra A), y da inicio a nuevos regímenes tributario a contar del 1° de enero de 2020. Por lo tanto, la correcta determinación de las rentas, impuestos y créditos, asimismo, la debida provisión de información que el contribuyente debe aportar, será vital.


1 Salvo que cumplan los requisitos para acogerse a la nueva letra D) del artículo 14 de la LIR, ocasión en la que deberán pasar de pleno derecho a dicho régimen.

VI. ANTICIPO DEVOLUCIÓN

Con fecha 20 de enero de 2020, se publicó en el Diario Oficial la Ley N° 21.207, la cual a través del N° 2 de su artículo primero permite a los contribuyentes percibir un anticipo de la devolución del impuesto a la renta que pudiere corresponderles en el Año Tributario 2020. Por su parte, el Servicio de Impuestos Internos emitió la Resolución Ex. SII N° 11 de fecha 22 de enero del presente año regulando la forma de impetrar el beneficio tributario.

Para acceder al beneficio señalado los contribuyentes deberán cumplir con los siguientes requisitos copulativos:

i.    Calificar como micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), según lo dispuesto en el artículo segundo de la Ley N° 20.416.
ii.    Ser contribuyente del Impuesto de Primera Categoría.
iii.    Que la solicitud se realice hasta el día 28 de febrero de 20201.
iv.    No encontrarse acusado o condenado por delitos tributarios.
v.    Que la devolución que se determine exceda de 1 UTM2.

Para determinar el monto del beneficio la ley distingue entre dos grupos de contribuyentes:

a)    Aquellas Mipymes que realicen únicamente operaciones en que deban emitir boletas de conformidad con el artículo 53 de LIVS3. Este grupo de contribuyentes podrá solicitar un anticipo del 50%.

b)    Las demás Mipymes que en el mes de octubre o noviembre de 2019 hayan experimentado una disminución de su facturación que exceda del 10% calculado respecto del promedio de su facturación declarada en los 12 meses anteriores a dicho mes. En el caso que su facturación no haya disminuido o su disminución es menor al 10%, este grupo de contribuyentes no tendrá derecho a solicitar la devolución anticipada a que se refiere la Ley N° 21.207.
Cuando este segundo grupo de contribuyentes cumpla con el requisito adicional de haber sufrido una disminución de a lo menos el 10% de su facturación, el porcentaje de anticipo se determinará de la siguiente forma:

i.    20%, cuando la disminución de la facturación exceda el 10% y no sobrepase el 30%.
ii.   40%, cuando la disminución de la facturación exceda el 30% y no sobrepase el 50%.
iii.  60%, cuando la disminución de la facturación exceda el 50% y no sobrepase el 70%.
iv.  75%, cuando la disminución de la facturación exceda del 70%.

Como se señaló anteriormente, para determinar la disminución en la facturación, el contribuyente deberá comparar cualquiera de los meses de octubre o noviembre de 2019 con el promedio declarado en los 12 meses anteriores al mes de octubre de 2019. Para estos efectos, se considerará las disminuciones de facturación de ambos meses, y primará aquella que sea superior.

Según lo resuelto por la Resolución en comento, la información necesaria para medir la disminución de la facturación, será aquella disponible en los registros de compras y ventas, y la contenida en los F29.

El Servicio de Impuestos Internos en la Resolución Ex. SII N° 11, resumió lo señalado precedentemente de la siguiente manera:

El porcentaje así determinado se aplicará sobre el promedio simple entre las siguientes cantidades:

i.    Suma de los PPMO4 del artículo 84 enterados en el año 2019, reajustados5.
ii.    Promedio simple de la devolución de los años tributarios 2018 y 2019. Para estos fines las devoluciones se convertirán en UTM6.

La ley también contempla el caso de los contribuyentes que por haber iniciado actividades por un plazo menor al requerido, para el cálculo del anticipo considerarán la devolución obtenida en el  o los años tributarios que correspondan.

De acuerdo a la Ley N° 21.207, una vez presentada la solicitud, la devolución del anticipo se realizará en el plazo máximo de 8 días hábiles siguientes a la fecha de la solicitud.

Por su parte, de acuerdo a la letra B. del N° 2 del artículo primero de la Ley N° 21.207, los contribuyentes que perciban el anticipo deberán incluirlo en su declaración de impuestos anuales a la renta del año tributario 2020, debidamente reajustado. Para efectos tributarios, el anticipo de devolución se considerará como Impuesto de Primera Categoría de la Ley sobre Impuesto a la Renta.

En términos prácticos el reintegro de la devolución anticipada deberá efectuarse el F-22 a presentar dentro del mes de abril del presente año, en la línea 82, código [1132]. De acuerdo a las instrucciones impartidas a través del Suplemento Tributario, dicha inclusión se realizará considerando el valor del referido anticipo al 31 de diciembre de 2019, valor que será publicado en la página del Servicio de Impuestos Internos, sin perjuicio de la aplicación del reajuste del artículo 72 de la LIR.

La no inclusión del reintegro del anticipo en la declaración anual de impuestos hará aplicable los reajustes, intereses y multas dispuestos en los artículos 53 y 97 del Código Tributario.

 


1 La solicitud de hará por única vez y se efectuará a través de la página del SII.
2 Unidad Tributaria Mensual.
3 Ley sobre Impuesto a las Ventas y Servicios.
4 Pagos provisionales mensuales obligatorios.
5 Por la variación del IPC entre el último día del mes anterior a la fecha de ingreso en arcas fiscales de cada pago provisional y el último día del mes anterior a la solicitud de devolución anticipada.
6 La devolución recibida se convertirán a UTM según su valor del mes de marzo del año tributario respectivo y se convertirán a pesos según la UTM del mes anterior a la solicitud de devolución.

 

 

VII. PRONUNCIAMIENTOS DEL SII CON EFECTOS EN LA OPERACIÓN RENTA AT. 2020

A continuación se presentarán, con un breve resumen, algunos de los oficios emitidos durante el año 2019 por la administración tributaria y que tienen repercusión en el presente año tributario:

i. Oficio N° 3179 del 31.12.2019, Impuesto de Primera Categoría cubierto con crédito de Ley Austral (PPUA). A través de este pronunciamiento, la administración tributaria establece que el IDPC financiado mediante el crédito de la Ley Austral (Artículo 1° de la Ley N° 19.606) efectivamente corresponde a un impuesto pagado. De esta manera, al efectuarse un retiro o distribución de utilidades, afectas a IDPC cuyo pago se efectuó total o parcialmente con crédito por Ley Austral, deberán aplicarse las reglas generales contenidas en los artículos 56 y 63 de la LIR. Por lo tanto, los contribuyentes del IDPC que perciba retiros o dividendos con crédito por IDPC financiado de esta forma y que determinen una pérdida tributaria, podrán, en tanto se cumplan los requisitos del artículo 31 N° 3 de la LIR, solicitar la devolución del impuesto que soportaron las cantidades distribuidas afectas a impuestos finales, en el carácter de pago provisional por utilidades absorbidas.

ii. Oficio N° 3034 del 16.12.2019, Incentivo al ahorro del artículo 14 ter letra C). El Servicio de Impuestos Internos interpretó que los contribuyentes de los regímenes de tributación establecidos en las letras A) y B) del artículo 14 de la LIR, no pueden hacer uso del incentivo al ahorro para medianas empresas establecido en la letra C) del artículo 14 ter, respecto de la RLI de Primera Categoría determinada por el ejercicio de término de giro, toda vez que la RLI no se mantendrá invertida en la empresa, incumpliéndose con ello la condición que establece la norma precedentemente citada para la procedencia del incentivo al ahorro para medianas empresas.

Por otra parte, los contribuyentes del régimen de tributación establecido en la letra B) del artículo 14 de la LIR, deben agregar a la Renta Líquida Imponible de Primera Categoría correspondiente al año de término de giro, el saldo total, existente a la fecha del término de giro, de la suma deducida de la renta líquida imponible por aplicación de la norma establecida en la letra C.- del artículo 14 ter, que no haya sido agregado a la RLI en los ejercicios precedentes, es decir el “Saldo por reversar” determinado en la letra B, del Anexo N° 4, de la Resolución Ex. SII N° 130 de 30.12.2016, lo anterior en conformidad a lo dispuesto en el inciso final de dicho artículo, en concordancia con lo dispuesto en el N° 2, del artículo 38 bis de la LIR.

iii. Oficio N° 1369, de 16.05.2019, Multas pagadas a Fisco extranjero. El Servicio de Impuestos Internos, señaló mediante este oficio que en el caso particular de que por remisión del artículo 41 B de la LIR corresponda la aplicación del artículo 21 de la LIR a un Establecimiento Permanente en el exterior, debe entenderse que la expresión “Fisco” incluye no solo al Fisco de Chile, sino que también al Fisco con potestad sancionatoria en el país en que esté constituido el EP en el exterior.

VIII. CONCLUSIONES

La presente operación renta, Año Tributario 2020, incluye como novedades el reintegro de la devolución anticipada que los contribuyentes que califique como Mipymes pueden solicitar en virtud de la Ley N° 21.207 de 2020. Lo anterior, significó una nueva línea y código en el formulario 22, con el fin de informar y pagar la señalada cantidad.

Igualmente, en el formulario 22 en el recuadro N° 7, se incorporó una nueva línea con los códigos [1128], [1129], [1130] y [1131], con el objeto que los contribuyentes del IGC que opten por declarar el mayor valor obtenido en la enajenación de cuotas de fondos de inversión, fondos mutuos y fondos de inversión privado, adquiridas a partir del 1° de enero de 2017, sobre base devengada y además decidan reliquidar dicho tributo, en los términos de la letra a) del N° 8 del artículo 17 de la LIR, proporcionen dicha información.

En cuanto a las declaraciones juradas, no se crearon nuevas declaraciones, pero se eliminaron las del F1836 y F1901. así como tampoco ninguna fue eliminada. Sin embargo, Además, 14 de ellas fueron modificadas, ya sea en su formato o bien en sus instrucciones.

Por último, de acuerdo al proyecto de ley sobre modernización tributaria, el presente año tributario sería el último en el cual se encontraría vigente el régimen de renta atribuida y el régimen simplificado de la letra A) del artículo 14 ter. Asimismo, el régimen de imputación parcial de créditos se incorporará a contar del 1° de enero de 2020, en la letra A) del artículo 14 de la LIR considerando nuevas reglas. Por lo tanto, con los saldos informados en la presente operación renta los contribuyentes deberán hacer las reclasificaciones de rentas y créditos para adecuarse a los nuevos regímenes generales de tributación vigente a contar de la fecha señalada.