José Yañez, Director  Centro de Estudios Tributarios, Facultad de Economía y Negocios, Universidad de Chile, Economia y Negocios Online.

En sus primeras horas como titular de Hacienda, el pasado 11 de marzo, Felipe Larraín anunció una serie de medidas en torno a compensar el mayor déficit fiscal que se había conocido un día antes del cambio de mando. "Vamos a hacer un ajuste fiscal como corresponde, con las medidas de austeridad fiscal que nos ha encomendado el Presidente Piñera", indicó el ministro.

Ayer, casi un mes después, en el Hogar Los Jazmines, administrado por Coanil, en la comuna de La Reina, Felipe Larraín acompañado del ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, informaron la implementación de un Instructivo de Austeridad. "Detrás de esto está la responsabilidad fiscal. Hemos recibido una situación delicada en esta materia. Necesitamos un espacio de recursos para los programas sociales", dijo Larraín.

El titular de Hacienda indicó que el instructivo se está distribuyendo a todos los ministerios, servicios, gobernaciones e intendencias, tanto a nivel nacional como regional.

Precisó que el programa de austeridad generará un ahorro de US$ 122 millones por año, esto es, del orden de US$ 500 millones en cuatro años.

Este plan de ajuste es inferior al implementado en el primer gobierno de Piñera, que en dos medidas de austeridad similares generó un ahorro cercano a US$ 800 millones.

Entre lo que se buscará reducir se cuentan: gastos en publicidad, difusión y suscripciones; gastos de representación, protocolo y ceremonial; contratación de personal a honorarios; arriendo de infraestructura para actividades institucionales; adquisición de vehículos; viáticos, viajes y comisiones de servicio, y horas extraordinarias y capacitación (ver tabla).

Larraín dijo que estos ahorros permitirán financiar gasto social, como el proyecto de ley enviado por el Ejecutivo el martes pasado al Congreso, que tiene como meta aumentar en un 25% la subvención para niños atendidos por organismos colaboradores del Sename.

Al respecto, Moreno, quien fue invitado a la actividad por Larraín, indicó: "Aquellas personas que dicen que se pueden resolver los problemas sociales sin recursos, son simplemente vendedores de humo. La plata alcanza para un rato, se acaba y los que sufren son siempre los más débiles y los más pobres".

Economistas señalan que ajuste es insuficiente

Tras el anuncio de Hacienda, el economista Patricio Rojas, de Rojas y Asociados, señaló que la reducción es baja para lo que ellos habían planteado. "El costo del programa era de US$ 14 mil millones, de los cuales, la mitad iba a venir por crecimiento y la otra mitad por ajuste de gasto, por lo que el ajuste que tienen que hacer es bastante superior en los cuatro años", señaló Rojas. "No sé si esto es parte de un proyecto de reducción de gastos más amplio que va a venir más adelante", añadió.

El economista de la Universidad de Chile y miembro del Consejo Fiscal Asesor José Yáñez coincide con que no es suficiente. Sin embargo, sostuvo que probablemente el ajuste será mayor y habrá nuevos anuncios más adelante. "Van en la dirección correcta. Se está tocando lo que entre comillas es lo más fácil de recortar y seguramente van a venir otros ajustes más adelante, pero que hay que estudiarlos con mucha más profundidad y detalle", aseguró Yáñez.

Por último, el economista y socio de Forecast Consultores, Ángel Cabrera, aseguró que es un ajuste necesario, dado que la situación fiscal heredada es compleja. "Ahora el monto es acotado, porque dados los compromisos sociales, no hay mucho margen como para hacer un ajuste más exigente. Además, la economía creciendo a tasas más altas y un precio del cobre mejor debieran ayudar a hacer el resto del ajuste vía mayores ingresos", dijo Cabrera.

""Estamos hablando de un monto muy poco significativo, considerando que financiar el programa de Piñera en cuatro años tiene un costo más alto". PATRICIO ROJAS ECONOMISTA DE ROJAS Y ASOCIADOS

""Estas son las cosas típicas que se recortan, porque es más fácil. No va a haber reclamos ni protestas. En cambio, después tendrán que revisar algunos programas sociales que a lo mejor no están bien enfocados". JOSÉ YÁÑEZ ECONOMISTA DE LA UNIVERSIDAD DE CHILE







Volver