José Yáñez H. Director Centro de Estudios Tributarios, Facultad de Economía y Negocios Universidad de Chile. 14/02/2011 Diario Estrategia

Un presupuesto a-cíclico implica independizar los gastos presupuestados del ciclo económico. Es sabido que los ingresos efectivos son pro-cíclicos. Por lo tanto, lo que se hace es que el monto de los gastos que se estima realizar, se lleven a cabo independientemente de los efectos del ciclo económico sobre los ingresos efectivos.

El presupuesto a-cíclico sólo tendrá viabilidad en la medida que la economía no se aparte demasiado de los supuestos con que se elaboró el presupuesto, es decir, si la economía funciona en condiciones “normales”. No será viable si la economía es afectada por fenómenos graves que no fueron anticipados en la confección del presupuesto, donde pasará a ser recomendable un presupuesto contra-cíclico. Para enfrentar una situación como la señalada, será muy importante contar con la existencia de una cláusula que permita dejar de aplicar transitoriamente el presupuesto a-cíclico. La economía, al enfrentar condiciones “anormales” de funcionamiento, deberá aumentar el nivel del gasto por sobre el nivel presupuestado inicialmente. Por cierto, a veces también podrá ser aceptable posponer algunos gastos previamente presupuestados, para desviar  esos recursos a la solución de las consecuencias del imprevisto.

Una manera anticipada de disponer de ingresos adicionales a los efectivos (sin aumentar los impuestos y la deuda pública),  es a través de la creación de un fondo de estabilización macroeconómica, donde se acumulen los recursos recibidos en exceso en la fase ascendente del ciclo o auge económico y se retiren los recursos faltantes en la fase descendente del ciclo o recesión económica. También puede mencionarse la alternativa de tener un impuesto flexible, móvil o variable, pero su aplicación tiene desventajas y detractores. Además, la técnica del fondo de estabilización la hemos probado por muchos años y conocemos sus buenos resultados.

¿Por qué en condiciones “normales” se desea mantener un gasto a-cíclico?
En la práctica, los gobiernos deben llevar a cabo políticas fiscales de gasto relacionadas con la solución de problemas de asignación de recursos. Tener un gasto estable, una vez que el gobierno definió su política para un ejercicio determinado, es clave para alcanzar los objetivos de la política fiscal.


José Yáñez H.
Director Centro de Estudios Tributarios
Facultad de Economía y Negocios Universidad de Chile


Volver