Gonzalo Polanco, Director  Centro de Estudios Tributarios, Facultad de Economía y Negocios, Universidad de Chile,El Dinamo

Quisiera aclarar de la misma manera que no comparto ni apoyo que se haya señalado que lo más probable es que en los casos de políticos no deba haber querella o denuncia, ya que entiendo que una afirmación de ese estilo en el contexto de una investigación que está en curso puede ser apresurada (…)

En una nota publicada el día lunes 13 de abril del presente, titulada “Las razones de por qué los políticos podrían salir libres de polvo y paja en casos Penta y SQM”, se afirma en el punto 2 que una de las razones para arribar a esta conclusión es que no hubo intención de cometer un delito tributario. Se agrega también que yo señalé que “los políticos no tienen responsabilidad en delito tributario, sino que respecto a las normas electorales”.

Creo que esta cita descontextualiza mi posición frente al tema, la cual ha sido dada a conocer en algunas entrevistas entregadas tanto en radio, como en televisión y medios escritos. En dichas oportunidades, he señalado que la atribución de responsabilidad resulta clara respecto de los administradores de las sociedades involucradas en el delito contemplado en el inciso 1º del Nº 4 del artículo 97 del Código Tributario, ya que el artículo 99 del mismo cuerpo legal señala quién es el responsable de los delitos tributarios en casos de sociedades, y también es clara la atribución respecto de quienes facilitaron los documentos ideológicamente falsos en el caso del inciso final del mismo número.

He expresado, sin embargo, que esta atribución no es tan clara en el caso de aquellos que supuestamente habrían ordenado a terceros emitir las boletas y que en ese caso debemos recurrir a desarrollos jurisprudenciales y doctrinarios para atribuir la calidad de autores o cómplices a los políticos que han sido mencionados. Por lo tanto, no he indicado ni pienso que los políticos no tengan responsabilidad en la comisión de delitos tributarios, como se desprende de la nota, sino que he señalado que la atribución de responsabilidad es más difícil en estos casos.

Por lo anterior, quisiera aclarar de la misma manera que no comparto ni apoyo que se haya señalado que lo más probable es que en los casos de políticos no deba haber querella o denuncia, ya que entiendo que una afirmación de ese estilo en el contexto de una investigación que está en curso puede ser apresurada y porque, además, no quedan claro cuáles son los criterios que en opinión del SII no concurren para iniciar una acción penal.

Gonzalo Polanco Zamora

Director Ejecutivo Centro de Estudios Tributarios
Departamento de Control de Gestión y Sistemas de Información
Facultad de Economía y Negocios
Universidad de Chile

Nota de la Redacción:
Efectivamente existió una falta de precisión en el contexto en que el Sr. Polanco respondió la pregunta. Al comienzo de su respuesta señalaba que “si (él) fuera el abogado defensor” desarrollaría esa tesis jurídica. Ello, evidentemente, no implica que sustente dicha tesis si no que la encuentra plausible. Hecha la corrección y en virtud del derecho de rectificación sólo nos queda agregar “errar humanum est, ignoscere divinum”.


Volver