Tras la publicación de la Ley que establece el uso obligatorio de la facturación digital a partir del 1 de noviembre para las grandes empresas, aprender a utilizar este sistema será primordial para profesionales que estén a cargo o participan en la gestión tributaria de las mismas.

Más de 60 profesionales -en su mayoría abogados y contadores auditores- participaron del Seminario Factura Electrónica, que se llevó a cabo en la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, los días 8, 9 y 10 de septiembre.

Luego de la publicación en el Diario Oficial de la Ley 20.727 que establece el uso obligatorio para las grandes empresas de la Factura Electrónica -junto a otros documentos tributarios- a partir del 1 de noviembre de 2014; el uso de este nuevo instrumento de facturación digital se volvió imprescindible para los profesionales que estén a cargo o participen de la gestión tributaria de las empresas y/o personas.

Por esta razón, la unidad de Educación Ejecutiva (http://www.uejecutivos.cl/) y el Centro de Estudios Tributarios (CET) (http://www.cetuchile.cl/) de la Universidad de Chile dictaron el “Seminario Facturación Electrónica”, cuyo objetivo principal fue conocer la normativa que rige a los documentos electrónicos y entender la aplicación práctica de este nuevo sistema que deberá ser implementado en el corto plazo.

Además, en la oportunidad se realizó un análisis crítico del nuevo escenario que enfrentarán los contribuyentes, junto al Asesor de la Subdirección de Fiscalización del SII, Roberto Galindo Vera; y el Jefe del área Timbraje de la Subdirección de Fiscalización del SII, Cristián Paz Guzmán; quienes fueron los expositores en este interesante seminario.

Si bien el plazo para adoptar este cambio depende de los ingresos anuales por ventas y servicios de cada firma -y también si su ubicación se encuentra en una zona urbana o rural, por ejemplo- al cabo de 48 meses todas las empresas deberán facturarán en forma electrónica, lo que significará la incorporación a este medio digital de aproximadamente 500 mil contribuyentes.

Las grandes empresas, aquellas con ingresos anuales superiores a las 100.000 UF, serán las primeras en incorporarse al sistema, a partir del 1 de noviembre de 2014.

Fotos del evento:


Volver