Gonzalo Polanco, Director  Centro de Estudios Tributarios, Facultad de Economía y Negocios, Universidad de Chile, Radio Cooperativa.

Franco Gorziglia explicó en que consiste el sistema semi integrado de tributación de primera categoría.

Asociación de Bancos llamó al Gobierno a gastar bien los recursos que se obtendrán con la norma.

Tras el acuerdo alcanzado por el Gobierno, los partidos oficialistas y la oposición para destrabar el proyecto de reforma tributaria en la comisión de Hacienda del Senado, expertos destacaron las medidas que finalmente integran el proyecto de ley.

El documento emanado del acuerdo contiene varios aspectos diferentes al proyecto original del Ministerio de Hacienda. El principal de ellos, la implementación de un sistema parcialmente integrado en que los contribuyentes deberán elegir entre dos formas de tributación de primera categoría.

En ese sentido se podrá optar entre pagar los impuestos mediante el sistema de renta atribuida o bien elegir el modelo actual, pero pagando 27 por ciento de impuestos, cifra calificada como histórica, pues con ello Chile se situará en el lugar 13 entre los 39 países de la OCDE con más tributación.

"Van a haber dos sistemas paralelos donde los contribuyentes van a tener que elegir. Uno va a ser el sistema propuesto originalmente por la reforma que es el de renta atribuida, donde se mantiene la tasa de 25 por ciento, es decir que todas las utilidades que produzca la empresa van a ser gravadas con los impuestos finales", indicó el académico de la Escuela de Derecho Tributario de la UC, Franco Gorziglia.

El académico además añadió que "optativamente los contribuyentes van a poder elegir por otro sistema, en el cual solo se van a gravar los retiros o distribuciones de dividendos, como era antiguamente, pero bajo ese sistema el impuesto de primera categoría sube al 27 por ciento".

Cambios positivos y Bancos conformes  

El documento además considera la eliminación de la retención del 10 por ciento, la creación de un nuevo mecanismo para reinvertir utilidades dirigido a las pymes, además de agregar precisiones a las normas antievasión y elusión, así como también un fortalecimiento a los tribunales aduaneros y tributarios. A su vez, se creará además una nueva institucionalidad para garantizar la inversión extranjera tras la derogación del DL 600.

El director del centro de estudios tributarios de la Universidad de Chile, Gonzalo Polanco, calificó esto como "cambios muy positivos".

"Mi evaluación en general, por lo que se conoce hasta el momento, es que va en la dirección adecuada. Estoy muy contento que se haya logrado un acuerdo en ese sentido", manifestó.

En tanto, la Asociación de Bancos también valoró el convenio entre el oficialismo y la oposición, como lo afirmó su presidente, Jorge Awad, quien destacó el regreso a la política de los acuerdos, aunque sostuvo que lo fundamental es que el Gobierno gaste bien la plata que se generará.

"Cuando uno paga caro quiere algo bueno. Si a mí me dicen cual es el titular que yo pondría: 'Señor le estoy comprando un ternito de muy alto precio, denme uno bueno'. Ese es el mensaje al Gobierno, estoy pagando por un muy buen producto, por lo tanto les pido que sea acorde a la relación precio calidad", dijo el dirigente del gremio de los bancos.


Volver